martes, 14 de mayo de 2013

El "Caso Mallorquí".

Imagínate que eres Comisario Virtual de una competición oficial de Automovilismo Virtual. Imagina que eres el primer comisario... de la primera competición reconocida por la federación española... y que, el día antes de la primera carrera te comunican que el piloto de la 'pole' (P1, el mejor tiempo de entre 359 pilotos capaces de enviar copia de su DNI para formalizar su inscripción)... un experimentado y reconocido piloto virtual ¡ha dado positivo en el control anti-chetos!

Pues, aunque parezca mentira, eso fue lo que me pasó a mí.

Evidentemente, las circunstancias y las implicaciones del "Caso Mallorquí" a día de hoy sonarán a 'agua pasada' para muchos simracers, pero no para Eduard ni tampoco para mí. Fundamentalmente, porque ahora sé que cometimos una gran injusticia al sancionarle con la expulsión del Trofeo RFacting Fórmula Online 2012. Y lo siento mucho... de verdad que lo lamento. Y voy a tratar, en la medida de mis posibilidades, de hacer justicia a su honor, puesto que por mucho que quiera no podré devolverle la gloria perdida.

Permitidme que haga un poco de memoria. El Trofeo tenía tres fases: la primera, consistente en vueltas cronometradas (hotlaps) a cuatro circuitos diferentes, garantizaba el acceso a la segunda, una fase de grupos con carreras simultáneas. ¿Ambicioso, no? Pues bien, la fecha prevista para el fin de la fase previa era el 11 de noviembre de 2012, domingo, aunque el plazo fue ampliado 24 horas debido a problemas con el sistema de formalización de las inscripciones.

Eduard Mallorquí se clasificó en primera posición con una diferencia holgada sobre el resto de participantes. La primera carrera se disputó el día 14 de noviembre, y la segunda el día 15. Sin embargo, su debut en el circuito de "Mapletown" se vio truncado por un incendio en el motor (producido por un mod poco ajustado en los parámetros y demasiado tiempo en la "parrilla" - nunca mejor dicho). Es decir, que la primera carrera 'pública' de Mallorquí fue la del circuito virtual de "Orangeland", disputada el 15 de noviembre de 2012. Resultado: victoria de calle.

Lo que nadie sabía era que en aquella carrera Luis-RFacting había introducido sistemas de control específicos en su ECU-RFacting. El piloto más rápido estaba bajo sospecha porque el día 11 de noviembre el ECU había registrado unos valores 'alterados'. Este hecho nos había sido comunicado en una reunión preparatoria por TS al día siguiente. ¿Qué podríamos pensar? ¿Qué hacer? ¿De verdad uno de los mejores simracers de España, reconocido en ligas internacionales y con un expediente impoluto había sido "cazado"? ¿Era de verdad un tramposo? Tanto la imagen del automovilismo virtual como la de sus aficionados estaba quedando en entredicho, delante de los aficionados y delante de la RFEDA.

Por supuesto, existía la otra posibilidad. ¿Y si se trataba de un "error informático"? Existía la posibilidad de que el sistema hubiera fallado... ¿o no? Pero, ¿cómo saberlo sin dar la opción a que el chetoso cazado se 'defendiera' del sistema? La cuestión de fondo era que el Trofeo fue organizado por DDR (Club deportivo) y RFacting (nombre comercial aún no registrado perteneciente a Luis Campo), y tanto DDR como la RFEDA habíamos apostado por las tecnologías y sistemas RFacting a fin de garantizar la limpieza de la competición.

Buscando una solución de compromiso los comisarios deportivos de DDR determinamos que escribiríamos al piloto para informarle de la anomalía registrada, dándole opción a réplica. Y eso hicimos. El mismo día 13 de noviembre le enviamos desde la cuenta de DDR un correo con el objeto de "informar al piloto de la anomalía detectada, para que éste pueda efectuar las alegaciones que entienda oportunas, en el plazo de 24 horas. Una vez transcurra este plazo, se procederá a emitir resolución del expediente".

Y he aquí el 'expediente X' del caso. Al parecer, Mallorquí respondió a aquel correo (desde su cuenta de hotmail, según un pantallazo que publicó posteriormente) poniéndose a disposición de la organización para realizar las comprobaciones que estimásemos oportunas. Pero, por desgracia, su correo jamás llegó al destinatario. Tremenda casualidad que complicó y precipitó las decisiones posteriores.

En todo caso, aún sin recibir respuesta apropiada por parte del piloto (sí que respondió, pero por otra cuestión de soporte técnico) tomamos la decisión de esperar acontecimientos. Habíamos pedido un informe técnico a Luis sobre las anomalías detectadas... pero lo único que nos facilitó fue una tabla con 15 valores "01" asociados a fechas/horas. El valor en memoria correspondía a "cambio automático", en lugar de "00" cambio manual. El problema era que, en teoría, ningún piloto podía acceder al servidor con el cambio automático activado (y parecía encontrarse activo en la RAM de Mallorquí). Esto sólo había ocurrido momentáneamente en una sesión de la fase previa (11/11/2012), pero que coincidía con una de sus vueltas rápidas. Durante las carreras disputadas en aquella semana el valor alterado 'desapareció'... y nosotros dimos el caso por cerrado.

Sin embargo, Luis-RFacting, como Comisario Técnico no estaba dispuesto a dejar pasar la 'oportunidad'. Pillar a un cheto (algo que ciertamente parece obsesionarle), siendo además quién era, y poner en evidencia a todos los demás sistemas anti-cheat que hubiera utilizado con anterioridad... debió ser un cebo poderoso.
El día 16 de noviembre nos solicitó información sobre las alegaciones... y tras ser informado, el día 18 nos pidió que revisásemos la repetición de la carrera de Orangeland y que, a la vista de su análisis, "impidiéramos a Mallorquí seguir participando" en la competición.

Durante varias horas estuve analizando desde todos los puntos de vista el video de la repetición. Incluso utilicé el programa rfVCRmerge para fusionar todas las vueltas de Eduard y poder analizarlas mejor...

video


Os lo aseguro: cuando miras un vídeo de este tipo buscando "fenómenos paranormales"... los encuentras. Trazadas perfectas ('demasiado perfectas'), aceleraciones puntuales de difícil explicación en el mundo físico, algoritmos programados (como el de no pasar por línea de meta nunca por el mismo lugar)... Pero en ningún caso pude obtener "pruebas" de que se tratase de un tramposo. Al fin y al cabo, rFactor es un videojuego doméstico, y no Matrix. Los niveles de simulación y de 'tiempo real' son limitados.

Como digo, no pude encontrar pruebas. Pero Luis-RFacting sí. El 18 de noviembre me escribía para decirme que consideraba como "pruebas objetivas" el hecho de que hiciera trazadas exactas y que no comente ni un error en todas las vueltas. Igualmente el poder 'pillar' pianos de un modo imposible.


Me daba datos basados en las repeticiones, como que la entrada a meta la hacía con aceleraciones muy distintas. En unas vueltas incrementaba entre 80 y 90 km/h desde curva a meta y en las que llega más tarde, supuestamente "para cumplir tiempos", llegaba a incrementar su velocidad en 105 km/h.

Según su argumentación, hay veces en que las pruebas objetivas son, simplemente, la ilógica de lo que se hace o se ve. "Este tío hace trampas fijo", decía, seguramente, mediante un bot que estaba trazando por él. Con aquel setup era "posible" hacer un tercer sector como el que hace, pero era "imposible materialmente" no perder tiempo en los otros dos sectores.

Por supuesto, el sistema era lo que respaldaba su tesis. De este piloto "teníamos un dato inequívoco de uso de chetos" con lo que no actuar de inmediato decía ser un error gravísimo. Es más, no se podía permitir a nadie la rectificación sobre este tema. Si antes tenía el cheto y ahora no, era porque lo ha variado. Vamos... que el mensaje de la organización habías sido "cambia el cheto que te hemos pillado".

El mensaje era totalmente contundente: "Este fulano tiene en su ordenador una media de 22 procesos abiertos. Cosa inviable hoy en día. No hay ordenador que tenga menos de 50. Está utilizando un ordenador para enviar datos de ECU y otro para "pilotar".  Esto sí que es totalmente discutible y es teórico. Pero un "01" en un sitio donde tiene que haber un "00" es fulminante y hemos de actuar por el bien de la competición y su credibilidad." El que haya dado en automático, puede ser debido a un error suyo a la hora de intentar falsear la información.

Además, era el único. Según nos dijo de más de más de 6 millones de datos del trofeo, sólo él había dado "CHETO evidente". Para él aquello constituía una prueba clarísima y determinante.

Era un cheto probado y había que expulsarle...



Pues bien. Imagínate que eres un Comisario Virtual... y tu Comisario Técnico te dice estas cosas. Este fue el primero de una larga serie de correos... en los que intercambiamos puntos de vista. Pero con sólo sugerir que quizá el ECU había fallado, se interpretó que "no se confiaba en el sistema".
Dada la trascendencia del "caso" el proceso de toma de decisiones no fue fácil. Pedimos a Luis que redactara un informe técnico y que expulsara al piloto. No quiso hacerlo. Después de muchas historias... que sería tedioso contar... de tener que escuchar que estábamos adulterando la competición, que "ya le podíamos dar el trofeo a Mallorquí", etc. o incluso de que nos propusiera que diéramos su setup (obtenido mendiante el ECU) a un "piloto experimentado"... llegamos al acuerdo de firmar un comunicado conjunto exponiendo los hechos y comunicando al piloto la imposibilidad de seguir participando. En un intento a la desesperada, unas horas antes de la tercera carrera el inocente Mallorquí accedió al servidor dispuesto a someterse a una prueba para demostrar su inocencia. Lo que no sabía es que era ya demasiado tarde...

Cierto es que tampoco ayudó nada el posterior follón que se armó en determinados foros... en los que reconozco que tomé una parte demasiado activa "por la causa". Siempre dí la cara, aunque me equivoqué. Preferí no esconderme... hasta que desde las altas esferas nos pidieron que no entráramos a comentar nada.

La expulsión se llevó a efecto. La tabla de tiempos quedó truncada, empezando por el número 2. Nadie comentó nada en las carreras oficiales. Nadie preguntó por correo a los comisarios, excepto por supuesto el mismo piloto y algún que otro compañero de liga. Mallorquí llamó a las puertas de la RFEDA, envió un escrito, colgó sus vídeos en la red... y no fue atendido en sus reclamaciones.

Las críticas fueron muy fuertes. Normal. El sistema perdió credibilidad, en lugar de ganarla. Normal. Desde RFacting se nos acusó - para más inri - de haber realizado mal el procedimiento de expulsión.
De un modo totalmente contradictorio, pasados los días, quiso darle algún tipo de oportunidad contraviniendo sus propias palabras, pero sin ningún dato nuevo ¿dudaba de su propio sistema?
Un par de meses después el vencedor de la primera competición oficial recogía su premio en la Gala de Campeones de la Federación Española de Automovilismo, haciendo 'historia del simracing'...

La injusticia cometida fue muy grande. Asumo mi parte de responsabilidad y manifiesto públicamente mi pesar. Lo reconozco: cometí un error imperdonable y las presiones recibidas no puedo esgrimirlas siquiera como atenuante. Mallorquí merece que "limpiemos" su imagen - ante aquellos que otorgaran mayor credibilidad al sistema que al piloto.

Volviendo a ver la repetición... con sus trazadas perfectas... no puedo menos que pensar que hubiera ganado el Trofeo RFacting Fórmula Online 2012 con soltura. Por eso la semana pasada le llamé personalmente para pedirle disculpas, sincera y enérgicamente, y para decirle que haré todo lo que esté en mi mano para que se reconozca por parte de la organización el error cometido. Es lo mínimo que se merece.

10 comentarios:

  1. Me preguntan, con toda razón, el motivo por el que no he publicado nada al respecto con anterioridad. La respuesta es relativamente sencilla: antes no era libre para poder hacerlo.

    El desoír las indicaciones de Luis-RFacting, ahora Asesor Técnico de la federación, tuvo consecuencias... y muchas. Sin ir más lejos, el mismo ganador tuvo problemas en la final con el ECU. Fui yo quien paralizó el inicio de la carrera, le dije que saliera del servidor y reiniciara todo. No sé (porque el acceso a todos esos datos era unipersonal) qué datos transmitiría o no finalmente, pero estoy convencido de que primar al piloto reconocido sobre el sistema fue lo correcto en aquella ocasión. De todo se aprende, si se quiere...

    A día de hoy yo ya no tengo nada que ver con RFacting. He pensado mucho en Mallorquí en estos meses y finalmente decidí que en justicia tenía que, al menos, decir algo de todo esto. Sin duda lo fácil hubiera sido callar.

    ResponderEliminar
  2. Primero de todo presentarme, soy Adrián Rodríguez, no sé si me conoces o recuerdas, pero entre otras cosas participé en aquel torneo y ahora comparto equipo con uno de tus compañeros en la FSR.

    En primer lugar decir que me parece un muy buen artículo, lo has explicado de lujo aunque hay algunas cosas que desde mi punto de vista no comparto o no comparto en su totalidad.

    Remontándonos al pasado, sí que te doy la razón en que había un ambiente "crispado" en varios aspectos, y uno de ellos era el sistema antichetos. Sin entrar a debatir sobre si es mejor o peor, es cierto que cualquiera que dijera algo malo sobre él o el mod parecía un "hereje", y que todo era perfecto, y si teníamos algún fallo era culpa nuestra. También era verdad que todo el torneo se había montado en tiempo récord y que en cierto modo, al menos para mi, era justificante de algunos fallos.

    Ahora bien, por lo que diluzco, parece que el único responsable es Luis, y es en lo que discrepo. Si bien tenemos los atenuantes que dije anteriormente y que tú también has mencionado, creo que vosotros, como parte de la organización, también tendríais que tomar cartas en el asunto, y si creíais que era inocente, decirlo, y si lo creíais y no lo dijistéis o no os atrevísteis a decirlo, por lo que fuera, bajo mi juicio también tenéis buena parte de culpa.

    Con todo esto, lo que quiero decir es que nadie nos va tomar en serio si entre nosotros mismos no hay consenso, no hay confianza, y nos estemos acusando unos a otros con pruebas o indicios de chiste.

    He estado leyendo, y me parece increible acusar a una persona simplemente por el hecho de saber trazar bien, ser constante o atacar los pianos de una determinada manera que otros piensan que es imposible.

    Creo que el principal problema, quizás heredado de nuestra cultura, es la desconfianza y la envidia hacia los demás. Nos creemos el ombligo del mundo, y si alguien lo hace mejor que nosotros, es o bien que ha hecho trampas o que ha usado algo para estar donde está; no puede ser simplemente que sea mejor que nosotros o que se haya esforzado para llegar donde está. Si juntamos esto con que si culpamos a alguien podemos beneficiarnos de alguna forma, tenemos la fórmula del éxito español actual, si alguien es bueno, sobresale en algo, en vez de destacar su talento e intentar tomarlo como ejemplo a seguir, lo lapidamos y echamos injurias sobre él, calumnias y toda clase de mentiras, al fin y al cabo es más fácil tirar a un ti@ de la cúspide que intentar escalar a donde él/ella está, y de esto tenemos ejemplos en nuestro deporte actual para dar y tomar.

    Con todo ello, y ya para finalizar, lo dicho anteriormente no quita que esté totalmente a favor del desarrollo e integración de sistemas antichetos, como el de Luis, que ayuden a cazar a los tramposos, pero esto no se puede convertir en una caza de brujas o una inquisición, si se acusa ha de ser con pruebas concluyentes, no con indicios, rumores o supuestos de dudosa vericidad que hacen más mal que bien a nuestro deporte.

    No hay nada que ocultar, mi objetivo es ser mejor que Mallorquí, pero para ello no hace falta ni menospreciar sus logros ni poner en entredicho su competitividad. Cuenta con toda mi confianza en este tema, y para mi es el mejor simracer español, mucho mejor que yo, y la única manera de ganarlo es esfuerzo, esfuerzo, y más esfuerzo. Todo lo demás es irrelevante...

    ResponderEliminar
  3. Por cierto, con todo, me parece muy honorable el hecho de asumir tu error y contarlo aquí, es algo que pocos harían y te honra como persona.

    También decir que leyéndolo ahora, ha sido un detalle lo que hiciste en la final, conozco al ganador y creo que hiciste bien primando al piloto sobre lo que dijera o no la ECU en ese momento.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  4. Gracias, Adrián, por tus comentarios y aportaciones. Sí, claro que te recuerdo. Lo de "sacar del anonimato" a los pilotos va funcionando... :)

    Estoy prácticamente de acuerdo en todo lo que dices. No he querido transmitir con mi artículo que el único responsable de la injusticia cometida sea Luis Campo, para nada. Reconozco y asumo toda mi parte de responsabilidad, como he dicho. El tiempo suele poner las cosas en su sitio, y si no fuera capaz de reconocer mis errores... en fin, muy ciego tendría que estar.

    Lo que he querido es mostrar los principales condicionantes de la decisión. El que a posteriori resulta más absurdo es el tema del correo perdido. En un primer momento (precisamente por mi experiencia como administrador en SCN) yo siempre defendí que podía tratarse de un error sin importancia en el ECU-RFacting. Sin embargo, al comunicar la incidencia a Mallorquí y "en ausencia de respuesta" ante una acusación tan grave... pues las alarmas se dispararon. Cualquiera puede ser acusado de cheto (lo explicas muy bien, por el tema de la envidia o de la impotencia)... y al final es una cuestión de confianza. En aquel caso había que confiar bien en el piloto, bien en el sistema antichetos. La balanza cayó del lado equivocado.

    Mallorquí, el pobre hombre, hizo toda una cruzada para intentar demostrar su inocencia. Se grabó a sí mismo repitiendo o incluso mejorando el tiempo que marcó, habló con la RFEDA, posteó por los foros... pero, igualmente, parecía una cuestión de "o crees al piloto, o crees a la organización". Espero que esto sirva para que se clarifique, en la medida de lo posible.

    ¡Saludos y suerte por esas IPistas!

    ResponderEliminar
  5. PD: Yo también me siento ahora identificado con Eduard. Me han baneado de "mi liga" SCN, y seré un ogro para todas las "ligas RFacting"... pero sé que soy inocente. Lo único que hice fue caer de un burro en el que iba montado.

    ResponderEliminar
  6. Hola,
    Solo un par de apuntes.

    Si tan "profesional" pretender ser, ¿como es que usan un juego del año 2005? ¡Por favor! , existen hoy en día opciones realmente profesionales como IRACING por ejemplo. Donde ni siquiera existe la necesidad de "crear" un antichetos. Antichetos que ya vemos lo bien que funciona.

    Si en lugar de usar un juego del año 2005, viejo, desfasado, con problemas tecnicos para los equipos actuales, que solo utiliza 1 hilo de procesador de más de 1 core, que permite entrar a jugar online con cracks (=juegos NO originales), etc, etc, .... si en lugar de esto la competición tan seria que pretenden la hubiesen hecho en vez de en un JUEGO, en un SIMULADOR actual como IRACING por ejemplo, este muchacho habría podido ganar o demostrar su valía.


    Para mi y para muchos puretas como yo, mientras la federación permita que este club utilice un juego del año 2005 en vez de un simulador de verdad, tanto la federación como el club no son dignos de nuestro reconocimiento.

    Señores, que estamos en 2013 !! y el rfactor es de 2005 !!

    ResponderEliminar
  7. Hola, jr73. Gracias por tomarte tiempo en aportar.
    La explicación del porqué usamos rFactor es bastante sencilla y creo que lógica:

    - Era el sistema 'simulador' más extendido en la comunidad de automovilismo virtual en España. Descartando los "perfiles videojuego" las opciones como iRacing no son tantas.... ese "por ejemplo" que dices... uf!
    iRacing es el sistema elegido en EEUU pero (1) es de pago, (2)es absolutamente minoritario en España y (3) sí que ha tenido problemas con chetos, según tengo entendido... y bien gordos.

    - rFactor estaba totalmente trillado, y los requerimientos de PC son mínimos. La fluidez en los servidores y demás problemas tecnológicos eran menores.

    Aún así, efectivamente, te doy la razón en que lo ideal hubiera sido poder disponer de rFactor2 ("por ejemplo"), pero al tratarse de una beta aún, pues como que no es serio plantear una competición oficial con un sistema "en construcción y no finalizado".

    Hasta donde yo sé, ahora mismo la Federación Española está abierta a propuestas de todo tipo. Si lo tienes tan claro te invito a que presentes un proyecto con iRacing, a ver qué tal. ;)

    ResponderEliminar
  8. rFactor fue la mejor opción por su capacidad de personalización. Debate entre simuladores siempre lo ha habido y siempre lo habrá, no cabe duda.

    Después de casi un año recuerdo aquel mes de Noviembre como si fuera el mes pasado y sigo recordándolo como una grandísima experiencia en el SimRacing, lo de Mallorquí trajo mucha cola... no obstante el Reglamento era claro. Si la ECU detectaba algo anormal, fuese el motivo que fuera, tenías pie y medio fuera del campeonato. Bajo mi punto de vista creo que la Organización hizo bien en expulsarlo del Formula Online, más que nada porque no haberlo hecho hubiese sido incluso peor.

    La verdad es que yo no conocía a Eduard antes del campeonato y no he vuelto a coincidir con él pero aunque fuese expulsado nunca le tacharé de cheto. Pero no cumplió el Reglamento.

    Recordemos a Contador, 2 picogramos de clembuterol, no hace nada en el cuerpo pero... sancionado. ¿Cómo llegó realmente a su sangre? ¿Fue Chuletón? Todos tenemos nuestra propia opinión pero la que contaba era la de la UCI.

    Lo mismo ocurre con el Caso Mallorquí.

    Te felicito por tu blog, hay grandes verdades.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  9. Yo sí he tenido la suerte de poder hablar con Mallorquí después, Diego, y es un caballero. El daño que le hicimos no está justificado.

    Precisamente el problema de fondo es que cuando uno es capaz de detectar picogramos de clembuterol es porque tiene herramientas precisas, profesionales y muy potentes.
    El ECU-rFacting tenía y tiene muchísimos fallos. Está programado por un amateur, no está depurado y no deja de ser un "cheto" antichetos, que tira de framework (Microsoft!) y sólo tiene destripado el obsoleto rFactor. Esa es la pura verdad.
    Si se eligió rFactor fue por este único motivo y no otro: contamos con Luis-rFacting y su sistema. Habíamos coincidido en la liga SCN y, aún siendo testigo de algunos fallos del sistema, nunca imaginé que la cosa fuera tan grave. Es más, pensé que si podía dedicarse profesionalmente a esto depuraría el sistema y lo mejoraría (algo que no pongo en duda que esté haciendo, pero un año después y en interés propio).

    Tuve la posibilidad de ver y analizar los datos de Mallorquí. Falló el sistema. Por el motivo que fuera, pero no dejan de ser capturas de valores en memoria en un PC de sobremesa. ¡Madre mía!, imagínate la de variables que intervienen.

    Y... lo peor de todo, se podría haber solucionado fácilmente si el mismo creador del programa no hubiera dudado de sí mismo. Lo que no se puede es decir "sí, pero no", "da cheto, pero no estoy seguro", "es un dato entre millones, pero sanciónale tú".

    Igualmente, como digo en el post, fue fatídico aquel email perdido inexplicablemente. Pero son cosas que pasan; así se escribe la historia.

    Estoy deseando ver cómo crecen los sistemas antichetos de verdad profesionales (como los que incorpora el rFactor2 o iRacing, sin ir más lejos).

    Gracias por tu felicitación. Un saludo.

    ResponderEliminar
  10. El problema de los anti-chetos es que no hay ningún sistema que sea infalible. Siempre hay alguien que te encuentra una puerta trasera o un método para hacer trampa. Como dices, espero que los antichetos profesionales vayan creciendo pero seguirán teniendo sus riesgos.

    Es la historia de siempre, mira a Apple, gastan millones de $$$ en mejorar y actualizar su iOS y siempre hay algún grupito de jailbreakers que les saca los colores.

    Y luego la sanción... es una putada ser comisario y sancionador, lo he vivido en mis propias carnes. En Olimpus solíamos ser un Comité de 3 personas y creo que tenemos un Reglamento muy bueno tras varios años puliéndolo pero nunca consigues satisfacer a todas las partes. Quiero decir... al que sancionas siempre se queja porque lo sancionas, nunca (o en la menor parte de los casos) admite su culpa y siempre tiene algo que rebatir. El que te pide que sanciones lo mismo, o no está contento con tu sanción o rara vez te muestran apoyo por ello. Nadie queda satisfecho al 100%, al principio te da igual pero con el paso de los años acabas más que harto.

    No le des más vueltas a lo de "sí, pero no", "da cheto, pero no estoy seguro", "es un dato entre millones, pero sanciónale tú". Es labor del Comisario sancionar y asumir esa responsabilidad, aunque no estés de acuerdo con ello, de igual manera que estás en todo el derecho a contar cómo y por qué se sancionó de esa manera.

    Joder, la verdad es que sabía que aquellos días fueron bastante jodidos para la organización intentando buscar una solución pero ni me imaginaba que todo esto estuviera detrás de la decisión. Supongo que es como en cualquier casa, de puertas para fuera parece una cosa, de puertas para dentro es otra. Me alegro de que lo expliques de esta manera.

    Saludos.

    ResponderEliminar